PIROMANÍA Y TERRORISMO FORESTAL

¿Cuál es el perfil de un pirómano? ¿Cómo actúa y cuál es su modus operandi? ¿cómo identificar a un provocador de incendios? ¿a qué penas de cárcel se enfrentan? ¿Cómo se prueba la intencionalidad en un incendio y que procedimientos técnicos utilizan los investigadores?

Los más de 100 incendios que arrasan centenares de hectáreas en Galicia y Asturias ponen de manifiesto la existencia de una problemática de difícil control: el terrorismo forestal, un problema en auge que apunta a la existencia de pirómanos y provocadores de incendios.  Su presencia representa un grave problema para la sociedad; identificarlos no es fácil, disfrutan contemplando el fuego y a menudo colaboran como voluntarios junto a bomberos y personal de protección civil.

El perfil del pirómano medio en España es el de un hombre de mediana edad y sin pareja; padece una motivación desmedida hacia el fuego y desde su infancia disfruta contemplando incendios. Sufre frustraciones y un historial de bajo rendimiento escolar. Según un informe de la Fiscalía de Medio Ambiente no huye del lugar de los hechos y suele ayudar en las labores de extinción. El pirómano no tiene afán de lucro, suele actuar de noche o madrugada y es reincidente en su conducta.

Pero la sombra del pirómano no es nueva en Galicia: en 2016 la Guardia Civil puso en marcha la Operación Antorcha y detuvo a una mujer acusada de provocar 15 incendios en Cerceda (A Coruna). Los agentes del Seprona fueron casa por casa recabando pistas ya que en algunos casos los incendios empezaron a menos de 50 metros de las viviendas. En Mesía y Frades se detuvo a un hombre de 50 años a quien se acusa de provocar más de 25 incendios.  En Carballo dos jóvenes de 20 años fueron detenidos por su presunta relación con 12 incendios provocados.

Probar la implicación de un sujeto en un incendio es complejo pero la Policía cuenta con nuevas herramientas: el análisis pericial del recorrido del fuego; la cronología de los puntos de inicio y su accesibilidad desde caminos o carreteras; el análisis pericial de los restos o incluso la geolocalización de los teléfonos móviles de los sospechosos son procedimientos técnicos con los que cuentan las autoridades. Los incendios devastan los pulmones verdes de la sociedad; cuestan ingentes cantidades de dinero y recursos a las CCAA y generan pánico social al afectar a núcleos urbanos alterando el equilibrio social de amplios grupos poblacionales.

Fuente: Francisco Canals, periodista especializado en sucesos

Tels 913804419 – 677028639