Press "Enter" to skip to content

La reputación digital de pueblos y municipios por el Covid19

1 de cada 4 municipios españoles ya tiene al menos 1 noticia negativa indexada en las primeras posiciones de Google. Las más de 300 noticias diarias sobre la pandemia salpican la reputación digital de la marca España y la de 2.000 municipios españoles según el OEI 

Son los efectos colaterales de la pandemia, no aparecen en las estadísticas sanitarias, pero se reflejan a diario en el escaparate más grande del mundo. Más de 300 noticias diarias salpican la reputación digital de ciudades como Madrid, Málaga, Sevilla, Córdoba, o comunidades como Galicia, Cataluña, Madrid, Aragón, Castilla León, Asturias o Baleares. Los continuos rebrotes, las alarmas sanitarias o los tests PCR acaban sepultando otros valores municipales en Google ahuyentando a turistas, empresas o inversores y asociando la imagen de municipios con focos de peligro. Se trata de la mayor crisis reputacional de marcas públicas de la historia en un escenario en el que decenas de ayuntamientos compiten entre sí por proyectar la mejor reputación online.

La marca España es la otra gran afectada, su liderazgo en número de contagiados la convierte en diana constante de más de 150 noticias negativas diarias en medios internacionales. Sitios web dedicados al turismo, el deporte o la gastronomía se han visto desplazados por las noticias negativas de la pandemia y es que la reputación es como la sombra de un árbol, afirma Francisco Canals, periodista y director del OEI, el tronco es la identidad y la sombra que proyecta es la reputación, cuando esta es mala en Google atrae escenarios poco favorables en un contexto en el que los algoritmos mandan y en el que la red puede barrer la actividad económica de un pueblo o municipio.

La keyword “España” ya tiene 673.000 millones de búsquedas mensuales en Google, mientras que ciudades como Barcelona o Madrid superan las 500.000. La red se ha convertido en el principal medio informativo para turistas, empresas y periodistas, se prevé que una vez terminada la pandemia reconducir la reputación online de las marcas públicas se convertirá en una de las prioridades para los entes públicos.