La extraña desaparición de Paco Molina

Fuente: Francisco Canals, periodista especializado en sucesos 20 oct 2017

El joven cordobés de 16 años desapareció en julio de 2015, desde entonces las redes sociales se han movilizado para encontrar a Paco Molina quien fue visto por última vez en la estación de autobuses de Córdoba

Francisco Molina es un joven cordobés; desapareció el 2 de julio de 2015; durante estos dos años su familia no ha cesado en la lucha para que su caso no caiga en el olvido. Su vida era como la de cualquier adolescente; mantenía una buena relación con sus padres; cursaba 4º de ESO y su principal ilusión era terminar los estudios para hacer carrera en el ejército.

Eran las 7 de la tarde de un caluroso mes de julio de 2015; Paco pidió permiso a sus padres para salir a tomar algo con su pandilla de amigos. Llevaba bermudas, un polo blanco y tan solo 4 euros en el bolsillo. Se dirigió a los Jardines de la Agricultura de Córdoba y llegada la medianoche se despidió de sus amigos; les comentó que tenía una cita con otro amigo en el centro de la ciudad. A esa hora también llamó a una amiga a la que le comentó que le quedaba poca batería. Paco también llamó a Isidoro Molina (su padre) y le  pidió de nuevo permiso, esta vez para dormir en casa de uno de sus amigos.

Pero nada se sabe desde aquella noche del 2 al 3 de julio; su última conexión por Whatsapp fue a las 00:15h. Sus padres denunciaron la desaparición y contactaron con su grupo de amigos, estos desmintieron que hubiera dormido en casa de alguno de ellos ya que Paco les comentó que tenía una cita con otro amigo de confianza ajeno al grupo y a quienes ellos no conocían. Nadie sabe quién era y porqué ocultó el nombre de esa persona a sus progenitores, era la madrugada del viernes 3 de julio fecha fatídica en la que Paco desapareció.

Isidoro afirma que a su hijo le había ido mal en el colegio el último año ya que le habían operado de una fístula lo cual le impidió asistir con regularidad al Instituto Alhaken II. El sábado 4 de julio un chófer afirmó haberle visto a las 6 de la tarde en la estación de autobuses esperando en la dársena para el autobús Córdoba-Madrid. Paco tiene unos lunares muy característicos en el nacimiento del cuello y su cabello, rasgo que le singulariza respecto a otros jóvenes de su segmento de edad. Todo apunta a una desaparición forzosa y no voluntaria (afirma Francisco Canals, periodista especializado en sucesos), Paco llevaba poco dinero encima además tenía acordado ver a otro amigo para practicar deporte al día siguiente a la desaparición.

Durante todo este tiempo no han faltado pistas falsas: la Fiscalía llegó a pedir 14 meses de cárcel para un supuesto estafador quien se puso en contacto con el padre para ofrecer pistas a cambio de dinero. Generó falsas expectativas y después de distintas llamadas el encuentro nunca se llegó a producir. El padre afirma que han llegado nuevas informaciones a los investigadores pero el joven sigue en paradero desconocido.

Fuente: Francisco Canals, periodista especializado en sucesos

Tels 913804419 – 677028639 http://www.fcanals.com