Press "Enter" to skip to content

Fraudes en época navideña

Francisco Canals, director de la Agencia de Noticias para el Fraude y la Picaresca (Agencia para la Picaresca) nos describe distintas tipologías de fraude y engaño, contextualizadas en época navideña al entender que algunas de estas prácticas adquieren el contexto de < fraudes estacionales >7

Una primera tipología de timo navideño lo tenemos en el < SMISHING > se trata de mensajes SMS no solicitados cuya finalidad consiste en inducir a engaño o confusión al consumidor en relación a distintos servicios o actividades. Estos SMS tientan al ciudadano con la posibilidad de disfrutar de algún tipo de servicio o ventaja (paquete de 1000 SMS gratuitos, descuento en la compra de algún producto, etc..) para conseguirlo tan sólo hay que llamar a un número de tarificación especial que a menudo empieza por 806.

Los < fraudes en ofertas de empleo > constituyen otra de las prácticas emergentes en nuestro país, a menudo cobran expresión en forma de anuncios clasificados y prensa escrita, incluyen ofertas de empleo al estilo < pague por trabajar > o < trabaje desde casa >, en otros casos y para conseguir el ansiado empleo hay que llamar a centros de información laboral que resultan ser ficticios y que además empiezan por 806. Distintas teleoperadoras generan estrategias de distracción con el fin de mantenerle el máximo número de minutos en espera.

Las navidades también sirven para ser más benevolentes ya que muchos ciudadanos deciden dar rienda suelta a su generosidad. Los mensajes de paz se multiplican en distintos medios publicitarios y ayudan a crear este clima de solidaridad oportunidad que no dejan escapar algunos profesionales de la picaresca. En época navideña se multiplica el número de personas que nos pedirán algún donativo a pie de calle argumentando pertenecer a alguna ONG o asociación no gubernamental, son los denominados < fraudes en caridad y donaciones > y que adquieren distintas expresiones. El < charity spam > o Spam de la solidaridad es una de ellas, consiste en un e-mail no solicitado en el que alguien nos transmite su dolor por la enfermedad o ausencia de un ser querido, la lucha por una causa perdida o la defensa de colectivos desamparados, en todos los casos se intenta conmover al ciudadano para que ofrezca algún tipo de donativo en fechas tan señaladas.

La lotería de navidad no queda exenta de estas prácticas, es en esta época del año cuando el ciudadano consume más juegos de azar. El conocido < spam lottery > actúa también en navidades notificando al usuario que ha sido agraciado con un premio de una importante cuantía. Se trata de un e-mail no solicitado que se envía a diario a miles de personas de todo el país generando confusión y desilusión al ciudadano engañado, se trata de < notificaciones fraudulentas >

La < captación fraudulenta de datos > es otra práctica de uso frecuente. Distintos e-mails con mensajes de felicitación navideña invaden la bandeja de entrada de miles de ciudadanos con mensajes aparentemente inofensivos y que el usuario suele reenviar a su lista de contactos sin saber que está propagando distintas aplicaciones o virus que se asocian a estos mensajes. El < spam > está detrás de algunos de estos mensajes navideños ya que al reenviar el mensaje se nutre a la fuente inicial que es la que recibe una copia de toda la lista de contactos engrosando así su base de datos, es la < industria del Spam > que como no también utiliza los habituales trucos navideños.

Pero el fraude no sólo afecta al comprador sino también al prestador del servicio y al pequeño negocio –afirma Canals- existen distintos comercios afectados por el fenómeno de los < reclamadores expertos > se trata de clientes que aprovechan la vorágine compradora para adquirir productos con la única intención de devolverlos antes del plazo legal permitiendo así su < no pago y disfrute > al poder retornar el producto sin ningún tipo de escrúpulo. Sectores como el de la moda, la electrónica o el regalo están especialmente afectados por este tipo de prácticas, en la red proliferan distintos sitios web que dan consejos para convertirse en un < reclamador profesional >

< Engaños en microcréditos y dinero fácil al instante > Se trata de pequeñas empresas que ofrecen dinero fácil sin avales ni garantías, para poder disponer del préstamo, basta con cumplimentar un formulario o realizar una llamada telefónica. Ofrecen dinero fácil en una época en la que los bancos ya han cerrado sus grifos, es frecuente que escondan cláusulas abusivas con intereses desorbitados y cláusulas que penalizan hasta el extremo cualquier retraso en las mensualidades. La red se ha llenado de decenas de foros que reproducen centenares de quejas de consumidores molestos con empresas que aprovechan la falta de cultura jurídica de familias de clase trabajadora para llevar a cabo estos fraudes. Nota: Para teléfonos de testimonios y víctimas contactar con prensa.

< Objetos falsificados > Internet se ha consolidado como un enorme paraíso para la falsificación, en la red proliferan distintos sitios web que facilitan la venta de productos falsos y que argumentan pertenecer a conocidas marcas. Canals apunta a la existencia de < un mercado del falso lujo > en España, personas que compran un falso reloj de oro o que visten determinadas marcas con el fin de aparentar un status social ante un entorno profesional. Los < black markets > están formados por sitios web que facilitan la venta de productos robados, aprovechan el gran volumen de compras navideño para dar su salida con mayor facilidad, su expresión más común toma forma en anuncios clasificados que intentan dar salida a productos conseguidos de manera ilícita en un espacio en el que no siempre se puede comprobar la veracidad del producto. Nota: Para enlaces y ejemplos contactar con prensa

No existe una garantía única para no ser engañado pero sí distintos consejos y prácticas que podemos aplicar a nuestros hábitos de consumo diario para no ser víctimas de estas prácticas. Es importante minimizar el anonimato cuando efectuamos alguna compra o donación a una ONG, asegurarnos que se trata de entidades identificadas y que entregan algún resguardo por la transacción realizada.

Los escenarios nocturnos tampoco quedan exentos de malas prácticas en un mes caracterizado por las comidas de empresa o las cenas en establecimientos públicos multiplican el trabajo de bares y restaurantes. El fraude del garrafón sigue siendo denunciado, año tras año por distintos consumidores, dar gato por liebre y manipular el envase o embotellado para ofrecer vinos más baratos o licores de menor calidad es una práctica estacional que se repite un año más en estas fechas.