Las bandas latinas se diversifican en Internet

¿Quiénes son y cómo se organizan? Los Trinitarios; los Bloods; los Ñetas o los Dominican Don’t Play entre los 427 grupos existentes en España. Durante los últimos 12 meses se ha producido un repunte entre bandas con 4 homicidios por parte de estos grupos. Facebook, Twitter y Whatsapp se convierten en su principal herramienta logística

Trinitarios; Crips; Rapper Boys; Lion Blacks o Ñetas; son tan solo alguno de los nombres de marca que acuñan a estos grupos juveniles; se concentran en grandes núcleos urbanos, disponen de su propia estética y una jerarquía muy estructurada. Su perfil corresponde al de un joven de entre 12 y 25 años9 de cada 10 son varones y su modus operandi se basa en el concepto de obediencia ciega. Su crecimiento ha sido imparable desde el año 2002 y durante el último año se ha repuntado su actividad con 4 homicidios durante los últimos 12 meses afirma Francisco Canals, periodista especializado en sucesos.

 

La pugna entre bandas latinas se ha recrudecido; durante el último año 4 homicidios han teñido el escenario delictivo de nuestro país. En Madrid un joven ecuatoriano de 17 años fue apuñalado; otro joven de 15 años murió en la Puerta del Sol. Por si fuera poco los Ñetas se vengaron a tiros de los Trinitarios en un tiroteo que tuvo al barrio de Vallecas como principal escenario. Ya en el mismo periodo un juez de Alicante procesó a un total de 40 miembros de la mara Salvatrucha por un presunto intento de asesinato.

 

Robos con fuerza, asaltos a domicilios y reyertas constituyen sus delitos más frecuentes; sus integrantes son grandes consumidores de alcohol y la motivación identitaria constituye uno de los pilares motivacionales de sus miembros. Ciudades como Barcelona o Madrid ya tienen a más de 4.000 adeptos y su crecimiento ha ido aparejado al crecimiento de la inmigración en España.

 

Su expansión está aparejada al fracaso de muchas políticas de inmigración; entre sus filas existe un elevado número de menores de edad con un alto índice de fracaso escolar. Luchan por el control de territorios, parques y espacios públicos de la periferia de grandes núcleos urbanos; en muchos casos el alistamiento a sus filas está promovido por la necesidad de conseguir seguridad y autoprotección ya que muchos jóvenes son presionados o incluso agredidos sino se integran en alguna de las bandas predominantes.

 

Las redes sociales se han convertido en su principal herramienta logística y el 90% de sus acciones violentas se perpetran contra grupos rivales. Facebook, Twitter y grupos de Whatsapp conforman buena parte de su estructura operativa; la Policía española ya ha creado unidades especializadas, su misión es prevenir; detener e identificar las malas prácticas derivadas de estas organizaciones.

 

Fuente: Francisco Canals, periodista especializado en sucesos / Tel prensa: Tels 913804419 – 677028639