Apps y teléfonos móviles contra el robo de viviendas durante el verano

Imágenes / pruebas y capturas pantalla ampliar info  tel adjunto prensa

En España se producen 310 robos al día en verano. Cataluña, Valencia, Andalucía y Madrid ya son las CCAA más afectadas. Teléfonos móviles, apps y gadgets electrónicos se consolidan en la gran alternativa a la vigilancia tradicional

El verano es una época crítica para el robo de viviendas, 3 de cada 4 españoles se va de vacaciones dejando un amplio terreno abonado para los profesionales especializados en este tipo de delitos. Por CCAA Cataluña encabeza el ranking con un total de 17.815 robos en viviendas, le sigue la Comunidad Valenciana (16.544), Andalucía (14.948) y Madrid (12.077). Por su lado en Provincias como Valencia se producen 8.303 robos, Málaga (3776), Murcia (5.066) Alicante (8477), Teruel (177), Palencia (148), Soria (128), La Rioja (454) Ceuta (50) y Melilla (59).

La Unidad de Delitos contra el Patrimonio de la UTPJ (Guardia Civil) detectó durante el último año hasta 322 bandas organizadas. Suelen ser grupos itinerantes, conducen hasta otras provincias o CCAA para cometer el robo y regresan por la noche a su ciudad para dificultar las investigaciones. Rusos, albaneses, georgianos y rumanos muestran los niveles más altos de especialización; la ausencia de testigos, la itinerancia de los ladrones y la difícil recuperación de los objetos robados hace que sea difícil encarcelar al 100% de estos delincuentes.

España ya es el 5º país europeo con más robos en domicilios con un total de 113.452 robos anuales.

La casa sigue siendo la principal inversión de los consumidores sin embargo nos preocupamos muy poco de protegerla ante ladrones afirma Francisco Canals, periodista especializado en fraudes y defensa del consumidor. En nuestro país existen 26 millones de viviendas, el 42% de ellas carece de seguro frente a robos y el 50% del total no dispone de ninguna medida de seguridad según datos de la Asociación para el Fomento del Alquiler.

Internet y la telefonía móvil ya contribuyen a luchar contra el fenómeno, en la actualidad proliferan todo tipo de apps que permiten interconectar nuestro actual móvil con otro más viejo en desuso el cual actuará como cámara de vigilancia en el hogar. Algunas de estas aplicaciones detectan movimiento y toman fotos del intruso en tiempo real, otras perciben sospechosas variaciones del consumo eléctrico alertando al inquilino en cuestión de segundos. Por si fuera poco también se han inventado gadgets electrónicos que reproducen ladridos simulando la presencia de un perro peligroso. A ello se suman simuladores de presencia y sistemas de vigilancia pasiva (ampliar info tel adjunto prensa).

Canals ha elaborado un decálogo de consejos, es importante no compartir información de nuestra ausencia en Facebook o Twitter ya que ofrecen información valiosa a los ladrones; evitar dejar notas en la puerta al estilo “estamos de vacaciones” o ser prudente con apps y aplicaciones que publican nuestra ubicación exacta. Es importante simular que estamos en nuestro hogar, dejar las llaves a un vecino para que encienda y apague las luces cada semana y recoja la correspondencia. Nunca debemos cerrar todas las persianas ni dejar objetos de valor visibles a través de balcones o ventanas; elaborar un inventario con los números de serie de los productos más valiosos y exigir acreditación a cualquier (supuesto) técnico del gas, agua o luz.

Canals nos habla de las técnicas más usuales para entrar en los domicilios: el bumping; la técnica del sacacorchos;  los sitemas de vigilancia previa a los inquilinos y hasta el uso de Google Maps como herramienta logística, etc (ampliar info y ejemplos rueda de prensa).

Fuente: Francisco Canals, periodista. Tel prensa 913804419 – 677028639