La aplicación del 155 desata el hacktivismo y el bloqueo de sitios web

hacktivismo-españa

Se intensifican los ataques de denegación de servicio contra empresas y entes gubernamentales. La web del PP, el Ministerio de Economía, Fomento, foros de la Policía, la Comunidad de Madrid o la Fundación Francisco Franco entre las primeras víctimas. El choque de trenes institucional por el 155 impulsa la virulencia hacktivista cuya actividad se focalizará en otros entes públicos durante los próximos días

La concepción de un ciberespacio propio como territorio de influencia no ha pasado por alto ni al gobierno de Rajoy ni al de Puigdemont quienes han impulsado estructuras gubernamentales orientadas a la defensa del ciberespacio como espacio de poder. En España se creó el Mando Conjunto de Ciberdefensa (MCC), depende del Estado Mayor de la Defensa (EMD) y su finalidad es evitar ciberataques a infraestructuras críticas del Estado; evitar amenazas; garantizar la seguridad en nuestro país; evitar sabotajes y virus globales; tender trampas a los ciberdelincuentes y repeler todo tipo de agresiones digitales. Otro espacio con competencias es el CNPIC (Centro Nacional de Protección de Infraestructuras y ciberseguridad) se creó en 2007 y coordina todas las actividades relativas a la ciberseguridad de las infraestructuras críticas españolas.

Por su lado Puigdemont fue muy consciente que la creación de un Estado propio ciberindependiente era una cuestión fundamental a implementar en su proyecto soberanista. El 26 de septiembre (a cinco días del referéndum del 1 de octubre) el Parlament aprobó la creación del Plan de Acción del Pacto Nacional para la Sociedad Digital mediante el cual la administración catalana impulsó la concepción de un ciberespacio propio.

El traslado masivo de centenares de empresas fuera de Cataluña ha despertado la indignación de colectivos digitales y hacktivistas: Anonymus, Free Catalonia además de distintas campañas de ciberacoso en Internet han acelerado el bloqueo y ataque a sitios web ministeriales y conocidas entidades bancarias. La saturación de servidores; la revelación de secretos en Internet;  la publicación de insultos y ofensas a través de campañas en Twitter o la propagación de noticias e imágenes falsas en Whatsapp también forman parte de estos ciberataques cuya dimensión crecerá en las próximas semanas.

Fuente: Francisco Canals, periodista Tel 91 3804419 – Tel directo 677028639